Una biblioteca pública en La Hormiga, Putumayo

Una de las mejores cosas de ser bibliotecaria escolar es tener la oportunidad de conocer gente interesada en libros, lectura y bibliotecas. En 2014 cuando organicé -con la ayuda de mis colegas de la Biblioteca del Colegio Los Nogales – el simposio de bibliotecas escolares que formaba parte del 13 Congreso Nacional de Bibliotecología y Ciencia de la información, liderado por Ascolbi y Unirecs, una amiga caleña me habló de la biblioteca pública que recién se había ganado el primer Premio Nacional de Bibliotecas Daniel Samper Ortega.

»Seguir leyendo

La pequeña biblioteca

Siempre me gustó leer y más que leer me gustaron las palabras, me escondía debajo del lavamanos de un baño de mi casa a pensar en cómo sonaban y en qué significaban. Al principio me gustaban por la manera en que se las oía decir a mi papá. En mi casa se reunían escritores y poetas a leer en voz alta y fue así como me encanté con su ritmo.

»Seguir leyendo