Blog de la facultad de Ciencias de la Educación

22 de enero de 2018

Métodos de evaluación. Una breve revisión de las tendencias actuales

 

Leonardo Celis Agudelo 1.

En el mundo de la investigación, en donde se presentan avances constantes en métodos y procedimientos para llevar a cabo estudios que tienen como resultado promover el avance en la frontera de conocimiento disponible, se requiere conocer sobre estos desarrollos. Esta nota realiza una breve revisión de tres artículos publicados en 2017 en el American Journal of Evaluation, que entregan información relevante sobre las técnicas utilizadas en la evaluación de programas educativos, instituciones evaluadoras y avances en nuevos métodos de evaluación.

En el primer artículo revisado, Thomas y Parsons (2017) analizan dos tipos de evaluación nuevos: la Evaluación Culturalmente Responsiva (CRE por sus siglas en inglés) y la Evaluación Orientada a los Sistemas (SOE). Aunque ambos tienen en cuenta factores incluidos en el entorno de la evaluación el análisis que se hace de los mismos no se realiza convencionalmente. En el primer tipo, como su nombre lo indica, se incluyen aspectos culturales en todas las etapas de una evaluación; el segundo tipo de evaluación realiza su análisis teniendo en cuenta que aquello que se va a evaluar hace parte de un sistema complejo e interconectado, razón por la cual se debe realizar una evaluación que tenga en cuenta este aspecto holístico del contexto. Una de las principales conclusiones que entregan es que si bien al realizar evaluaciones utilizando estos dos enfoques conjuntamente se pueden generar dificultades en su implementación (el tiempo de la evaluación se incrementa considerablemente), los hallazgos y resultados serán más robustos que aquellos de una investigación que se limite a utilizar uno solo.

El segundo artículo revisado, se encuentra en la misma línea de las ideas presentadas anteriormente, respecto a la necesidad de realizar evaluaciones con una mayor profundidad en su análisis, ya que sus autores argumentan que “la Meta Evaluación Responsiva (RME) combina el objetivo de valorar una evaluación frente a estándares mediante la identificación y planeación colectiva, para resolver los problemas de evaluación (Stake, 2004) que afectan la calidad de la evaluación” (Sturges y Howley, 2017, p. 127). Esta investigación, que se encargó de analizar la Meta Evaluación Responsiva (RME) en términos de la mejora en la calidad, tanto de una evaluación como del evaluador, tiene como conclusión principal que si bien la RME es un método apropiado para llevar a cabo evaluaciones completas, en general, éstas se realizan con las herramientas convencionales dispuestas para tal fin.

En el último documento revisado, los autores analizan el método de evaluación participativa del desarrollo (PADev), el cual, de la misma forma que las investigaciones anteriores, utiliza un enfoque holístico para llevar a cabo su evaluación, para este método se tienen en cuenta las percepciones y valoraciones de los evaluados respecto al desarrollo y cambios de vida (Pouw et al., 2017). Este método cuenta con nueve módulos en los que se recoge información de diferentes factores de la evaluación a realizar, que van desde datos sobre los eventos históricos por los que ha pasado la comunidad evaluada, hasta los grupos de interés que se han visto beneficiados por las intervenciones realizadas allí. Una de las conclusiones de este estudio respecto al método de evaluación es que su aplicación permitiría tener un marco más amplio de información para aquellos que se encargan de diseñar y aplicar la política, con el fin de impactar de forma efectiva a la población que así lo requiera.

Desde esta breve revisión se puede concluir que, para lograr resultados robustos en las evaluaciones que se realizan, ya sea en el ámbito educativo o en otros, se debe tener en cuenta tanto el objeto principal de la evaluación (un programa, una institución o una comunidad), como el entorno en el que éste se desenvuelve y los factores que lo afectan (evaluación holística), ya que así se pueden identificar y analizar de manera más profunda las acciones para mejorar lo que se está evaluando, esto último no es más que el objetivo principal de la evaluación en cualquier área.

_________________________________________________________________________________________

  1. Leonardo Celis Agudelo. Egresado de la maestría en Evaluación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación de la Universidad Externado de Colombia. Bogotá, Colombia. Correo electrónico: vladimir.celis@est.uexternado.edu.co.

Referencias

Pouw, N., Dietz, T., Bélemvire, A., de Groot, D., Millar, D., Obeng, F., … Zaal, F. (2017). Participatory Assessment of Development Interventions. American Journal of Evaluation, 38(1), 47–59. https://doi.org/10.1177/1098214016641210

Stake, R. (2004). Standards-based and responsive evaluation. Thousand Oaks, CA: Sage Publications.

Sturges, K. M., & Howley, C. (2017). Responsive Meta-Evaluation: A Participatory Approach to Enhancing Evaluation Quality. American Journal of Evaluation, 38(1), 126–137. https://doi.org/10.1177/1098214016630405

Thomas, V. G., & Parsons, B. A. (2017). Culturally Responsive Evaluation Meets Systems-Oriented Evaluation. American Journal of Evaluation, 38(1), 7–28. https://doi.org/10.1177/1098214016644069