La autoevaluación institucional 2016 en el colegio FPS, una metaevaluación para el cumplimiento del propósito institucional 2017

Martha Yamile Hernández Huertas

Docente SED

 

Este estudio partió del supuesto de que el proceso de metaevaluación a la autoevaluación institucional puede ayudar a entender la calidad de la educación que ofrece la institución educativa FPS. La revisión teórica y normativa considera la autoevaluación como una estrategia de mejora, enmarcada en el ideal misional de servicio educativo de calidad, a partir del análisis de los resultados de la misma; situación que no se evidencia en la institución FPS a juicio de los datos oficiales reportados por el Ministerio de Educación Nacional, MEN, (los resultados en pruebas externas 2015 y 2016, disponibles  para cada colegio en http://aprende.colombiaaprende.edu.co/siemprediae/86438).

Con el objetivo de evaluar la calidad y pertinencia del proceso de autoevaluación del colegio FPS, se han tomado como referente de análisis las normativas establecidas por el MEN y la Secretaría de Educación del Distrito (Bogotá), SED, a partir de un enfoque cualitativo y con una perspectiva interpretativa. La orientación metodológica se basa en los planteamientos de Díaz (2001), quien señala que la hermenéutica es un“instrumento para la metaevaluación es, en resumen, una disciplina de la explicación sistemática e integral del documento y, al mismo tiempo, un conjunto de técnicas y herramientas para el análisis y la interpretación de textos.” (p. 178) y las dimensiones conceptuales, denominadas contextos, propuestos por Santos y Moreno, a saber: contexto de constitución, contexto de justificación, contexto de presentación, contexto de negociación, contexto de valoración, contexto de difusión (2004, p.p. 915-918) constituidas por unas categorías que a su vez se traducen en unidades de significación dadas para las preguntas planteadas por ellos en cada contexto. También fue valiosa la conceptualización ofrecida por las Normas del Joint Committee on Standards for Educational Evaluation (2010).

A partir de lo anterior, se estableció que los contextos de conformación de la autoevaluación institucional FPS presentan debilidad, siendo el contexto de presentación el más frágil, pues no hay un diseño de la autoevaluación bajo algún paradigma teórico claramente establecido.  La ausencia de un proyecto de autoevaluación institucional sistemático también afecta el proceso de negociación, ya que la ausencia de criterios institucionales para transformar su realidad, y sobre todo para gestionar los recursos humanos de que disponen, dejan ver que las evaluaciones anteriores no han servido para el mejoramiento institucional.

El manejo del tiempo y la comunicación organizacional son dos factores de gestión que debilitan la autoevaluación FPS; por ello, la dimensión de negociación debería incorporarse con diligencia a la cultura institucional. Establecer quiénes son los interesados en los resultados de la autoevaluación o para qué se usarán es el punto de partida obvio en una evaluación; no obstante, fue imposible establecer con certeza este aspecto dentro de la metaevaluación realizada, dada la ausencia de negociación y justificación de la autoevaluación en medio de la comunidad.

A partir del contraste entre las normativas y la metaevaluación de la autoevaluación FPS, no se logra una triangulación exacta entre la fundamentación metodológica y epistemológica de la autoevaluación FPS y su objetivo no conduce directamente a la formulación de planes de mejoramiento concertados con la comunidad educativa, para llevarla a una transformación o al logro de metas que se tracen anualmente.

La línea de consistencia en la autoevaluación FPS es el interés de un miembro del equipo directivo por realizar la autoevaluación, aunque carece de planeación y apoyo institucional, ya que no es un proceso concertado y negociado con la comunidad; no obstante, ya se ha posicionado como tarea de fin de año y es reconocido por una parte de la población.

La conclusión frente a la pregunta ¿De qué manera se realiza el proceso de autoevaluación institucional del colegio FPS desde el diseño hasta la presentación del informe de resultados? señala que  no existen los métodos y herramientas adecuadas para aplicar los lineamientos trazados por la Secretaría de Educación del Distrito, pues se evidencian algunos vacíos epistemológicos y metodológicos y particularmente la poca importancia dada a este proceso dentro de la institución; por ello, la recomendación es evaluar la posibilidad de establecer en su PIAF la capacitación en evaluación con el fin de mejorar los procedimientos y dar utilidad práctica a la herramienta para generar una transformación institucional contextualizada.
__________________________________________________________________

Referencias