Blog de la facultad de Ciencias de la Educación

18 de julio de 2019

LOS RETOS DE LAS TIC PARA LOS DOCENTES

María Fernanda Téllez Téllez

Martha Liliana Jiménez C.

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) han venido ocupando un lugar preponderante en la educación en las últimas décadas. A partir de su acceso masivo, el sistema educativo las ha incorporado como herramientas fundamentales para la enseñanza y el aprendizaje de los estudiantes. Esta innovación ha propiciado el surgimiento de nuevas metodologías que faciliten su aplicación en los contextos educativos, convirtiéndolos en escenarios de formación docente. La habilidad con que las nuevas generaciones aplican estas tecnologías en sus experiencias cotidianas ha propiciado la necesidad de orientar a los docentes hacia la comprensión de las lógicas y su aplicación, para adquirir las competencias necesarias para hacer uso adecuado de ellas en el aula. Este hecho representa uno de los retos que han venido afrontando los maestros.

En Colombia, las TIC empezaron a tener mayor presencia en la década de los años noventa. Según Parra (2012), desde los años setenta hasta los noventa emergen estas tecnologías en el país con la aparición de los microcomputadores. Sin embargo, de acuerdo con el autor, en la década de los noventa se considera que surgen con mayor celeridad debido a reformas educativas y contextuales particulares de la época. Asimismo, a partir de la promulgación de la ley 115 de 1994 hasta la fecha, se hace énfasis en la importancia de formar ciudadanos en el uso de la tecnología. En esta ley se resalta, en lo que respecta a la educación, “la promoción en la persona y en la sociedad de la capacidad para crear, investigar, adoptar la tecnología que se requiere en los procesos de desarrollo del país y le permita al educando ingresar al sector productivo” (Ley 115 de 1994, Título 1, Artículo 5, Numeral 13) y “la iniciación en los campos más avanzados de la tecnología moderna y el entrenamiento en disciplinas, procesos y técnicas que le permitan el ejercicio de una función socialmente útil” (Ley 115 de 1994, segunda sección, art.22, literal g). Con base en lo anterior, se interpreta que la tecnología permite al estudiante incorporarse al sistema laboral esencialmente. Esto implica, a su vez, que los docentes deben estar preparados para poder brindar a los estudiantes esa incorporación que la ley resalta, al sistema de producción del país. Otro reto de amplia envergadura especialmente para los docentes de la parte rural y de lugares distantes en el país que, en pleno siglo XXI, aún no tienen acceso a ellas pese a los grandes esfuerzos de los gobiernos en esta materia.

Para este año, el Ministerio de las TIC ha venido realizando un evento que se llama “Colombia 4.0” con el fin de promover capacitaciones en ciertas regiones del país como en Casanare (Prensa Libre, pár. 1; MINTIC, 2019). Estas acciones, a nuestro juicio, son lánguidas. Pese a los esfuerzos del gobierno, las regiones deberían ya tener cobertura en el acceso a estas tecnologías de manera más amplia. En términos de Educación, desde el gobierno anterior, el MEN (2013) con ayuda del Ministerio de las TIC elaboró un documento relacionado con las competencias en TIC para los docentes y su formación, en cuya introducción aparece lo siguiente: “La educación del siglo pasado no se ajusta a las necesidades del siglo XXI” (p. 7). Esta afirmación presenta a los maestros nuevos retos en relación con su formación que redunde en sus acciones en el aula. Se requiere, según el MEN (2013), tener las siguientes competencias: “competencia tecnológica”, “competencia investigativa”, “competencia pedagógica”, “competencia comunicativa” y “competencia de gestión” (p. 9) para la formación de los docentes. El documento en su marco teórico expone lo que se ha venido realizando desde la época de los años 80 hasta el 2013, en términos de acciones concretas en TIC en el país. Llama la atención que para llegar a comprender su utilización se requiere indiscutiblemente la presencia de una lengua extranjera.

Un elemento esencial en el proceso de formación de capital humano en la perspectiva del Desarrollo Profesional Docente es la pertinencia, no solo en cuanto a su capacidad para desarrollar competencias laborales-específicas y profesionales sino en otras fundamentales que las soportan, como son las competencias básicas-matemáticas, comunicativas, científicas y ciudadanas-, que incluyen el uso y apropiación de los medios y las tecnologías de la información y la comunicación y el manejo de una lengua extranjera, que en conjunto, le permiten a los ciudadanos enfrentar los retos del siglo XXI. (p. 15)

 

Por tanto, esta conjugación de las TIC y el aprendizaje de una lengua extranjera representa otro reto para el docente. El apoyo que la lengua extranjera genera en el aprendizaje de las TIC es fundamental para los estudiantes y maestros. En el año 2018, la Universidad Javeriana con sede en Cali promovió espacios de formación a los maestros de instituciones educativas públicas y privadas teniendo en cuenta los programas de bilingüismo. Este es tan solo uno de los muchos proyectos realizados por diversas universidades e instituciones alrededor del país que favorecen la formación de los docentes en el uso de las TIC.

De igual forma, son muchos los estudios que se han venido desarrollando en torno a las TIC y sus beneficios en el aula. Uno de ellos es el estudio realizado por Vence (s.f.) que tuvo lugar en el departamento del Atlántico. La autora resalta en este, la importancia de generar espacios para que los docentes puedan así transformar sus prácticas pedagógicas en su institución a través de las TIC con el fin de motivar a los estudiantes en matemáticas y lenguaje, principalmente. La inclusión de las TIC, según la autora, fortalece las prácticas en el aula y permite que los estudiantes desarrollen procesos de aprendizajes más significativos.

En resumen, el desarrollo de competencias para el siglo XXI se convierte en un reto para los docentes, en especial con lo que tiene que ver con el uso de las TIC como herramientas que favorecen los procesos de enseñanza y aprendizaje en todas las áreas. Los docentes deben formarse y formar a sus estudiantes para ser competentes para comunicarse, usar la tecnología, investigar y gestionar la información. Dejar entrar al aula las tecnologías que usan los estudiantes en su diario vivir y hacerlas parte de la clase de forma que los contenidos de esta se conviertan en desempeños auténticos, es el mayor reto de los maestros de este siglo.

_________________

Referencias

El Congreso de la República de Colombia. (1994). La ley 115 de 1994. Recuperado de https://www.mineducacion.gov.co/1621/articles-85906_archivo_pdf.pdf

Ministerio de las Tecnologías de la Información y Comunicación. (2019). ¨Colombia 4.0¨ llegará a las regiones en el 2019. Recuperado de https://www.mintic.gov.co/portal/604/w3-article-82100.html

Ministerio de Educación Nacional (2013). Competencias TIC para el desarrollo profesional docente. Recuperado de https://www.mineducacion.gov.co/1759/articles-339097_archivo_pdf_competencias_tic.pdf

Parra, C. A. (2012). Las TIC y la educación en Colombia durante la década del noventa: alianzas y reacomodaciones entre el campo de las políticas educativas, el campo académico y el campo empresarial. Revista Educación y Pedagogía, 24(62), 173-189.

Miguelangelok (2019). Casanare será la primera parada de Colombia.4 y Héroes Fest, iniciativas para impulsar las industrias creativas digitales. En Prensa Libre Casanare. Recuperado de https://prensalibrecasanare.com/casanare/33814-casanare-serb-la-primera-parada-de-colombia-40-y-hyroes-fest-iniciativas-para-impulsar-las-industrias-creativas-digitales.html

Pontificia Universidad Javeriana Cali (2018). Las TIC para el aprendizaje del inglés. Recuperado de https://www.javerianacali.edu.co/noticias/las-tic-para-el-aprendizaje-del-ingles

Vence, L. M. (     ). Rol: Tutor del Programa ‘Todos a Aprender’ Entidad Territorial: Atlántico. Recuperado de

https://www.mineducacion.gov.co/cvn/1665/articles-336355_archivo_pdf.pdf